Febrero 10 , 2015

Varias son las instituciones académicas dedicadas a fomentar con cursos de pre y posgrado la creación de nuevos modelos de negocios en estudiantes universitarios que terminan sus carreras profesionales.

1984589_300Al alero de Harvard, universidad que posteriormente abandonó, Mark Zukerberg ideó las bases de la red social que hoy todos conocen como Facebook, siendo un ícono del emprendimiento.

En Chile, los estudiantes universitarios no están ajenos a esa realidad y en varias casas de estudios fomentan la creación de empresas con programas e incentivos a los alumnos.

¿Pero cuántos estudiantes siguen esa ruta? Si bien no hay datos duros al respecto, sí está la sensación de que la tendencia va en aumento.

Según Corfo, existen 10 incubadoras universitarias que buscan potenciar el ecosistema del emprendedor. Eduardo Bitrán, vicepresidente ejecutivo, afirma que las entidades académicas tienen un rol clave, “porque han avanzado con programas de posgrado”, pero advierte que deben profundizar en asesoría, redes globales y de apoyo que permitan dar un salto en este ámbito.

Cecilia Reyes, subdirectora de pregrado del Departamento de Informática de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), dice que la entidad promueve las asignaturas del tipo de proyecto dentro de los planes de estudio, como así también el desarrollo de memorias multidisciplinarias que solucionen problemas reales del entorno. También se da apoyo a iniciativas estudiantiles a través de fondos concursables. A nivel de infraestructura, menciona la Incubadora de Empresas que existe del Instituto 3IE, “hacia donde se canalizan aquellos proyectos que nacen de nuestros estudiantes de pregrado y posgrado, como también de los académicos”.

El director general del centro Innovo de la U. de Santiago, Luis Lino, afirma que por medio de la dirección de gestión tecnológica se realizan anualmente concursos de patentamiento para las inversiones comerciales de los alumnos de pre y posgrados. “Se invita a charlas y talleres temáticos, con el objetivo de culturizar y motivar el emprendimiento y la innovación y, además, algunas carreras incluyen en sus mallas cursos y electivos de emprendimiento e innovación tecnológica”, afirma.

Verónica González, directora de investigación e innovación de la U. Mayor, sostiene que la incubadora de negocios Gesta Mayor se creó el año 2005, entregando capacitaciones y potenciando la creación de empresas con base tecnológica. Hoy se presenta como una plataforma de desarrollo de emprendimiento, apoyando a quienes lo requieran en el levantamiento de fondos estatales, así como en la capacitación en habilidades para emprender e innovar. Hasta finales de 2013 había apoyado cerca de 130 iniciativas de alumnos, académicos y ex alumnos. Otra de las iniciativas que ha impulsado es la entrega de los Fondos de Investigación y Desarrollo, destinados a incentivar la cultura investigativa, de innovación y emprendimiento de académicos y estudiantes.

En la U. Adolfo Ibáñez imparten el taller de emprendimiento e innovación a todos los alumnos de ingeniería comercial y civil. En términos de programas académicos, cuentan con tres magíster y en ecosistema destacan al Garage UAI, aceleradora y cowork space; la oficina de transferencia tecnológica; el Centro de Prototipaje y Diseño en Ingeniería, y el Centro de Innovación y Emprendimiento Tecnológico. La directora del Garage UAI, Josefa Villarroel, destaca que los emprendedores con mayor grado académico están detrás de proyectos de mayor potencial.

Natalia Moncada, coordinadora ejecutiva de EmprendeUC, de la Universidad Católica, precisa que una de las iniciativas de mayor impacto es Jump Chile, concurso de emprendimiento universitario. Además, destaca otras iniciativas para emprender, como la incubadora y recientemente, el nuevo Centro de Innovación UC. Agrega que no existe aún información que avale una correlación directa entre el rendimiento de los alumnos y las posibilidades de emprender. “Lo que hemos visto es que existen algunas habilidades y estilos de vida que aumentan las probabilidades de emprender, como por ejemplo: la proactividad, no temer al fracaso, habilidad para motivar a las personas, perseverancia, creatividad, tolerancia a la frustración, etc.”, afirma.

Desde la Universidad del Desarrollo, el director de la Vicerrectoría de Innovación y Desarrollo, Carlos Varela, asegura que todos los alumnos de pregrado tienen en su primer año un curso llamado “Emprendimiento y liderazgo”. Además, mantiene alianzas con importantes universidades en Estados Unidos, donde profesores y alumnos viajan para visitar ecosistemas avanzados de emprendimiento y para tener clases magistrales con líderes globales en el tema. Destacan, además, iniciativas como iCubo; el Instituto de Innovación Social; el Instituto de Ciencia e Innovación en Medicina; Factoría; la Clínica Jurídica de la Facultad de Derecho; el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) y UDD Ventures.

Fuente: La Tercera

Noticias recientes

Ver todas las Noticias