Julio 19 , 2016

Veinticuatro millones de pesos se adjudicó cada uno de los cinco proyectos presentados por la Universidad Técnica Federico Santa María, a través del Instituto Internacional para la Innovación Empresarial (3IE). Con el fondo, los emprendedores deberán poner en marcha un plan de trabajo durante un año y hacer de su investigación una oportunidad de negocio.

Se trata de la segunda etapa del primer concurso regional de Valorización de la Investigación Universitaria (VIU), que tiene por objetivo promover nuevos negocios utilizando la investigación realizada por alumnos memoristas de las universidades, de manera que se logre movilizar el conocimiento hacia instancias productivas, y así evitar que las investigaciones universitarias sigan acumulando polvo en los estantes.

En esta oportunidad, la Universidad Técnica Federico Santa María postuló cinco proyectos de alumnos memoristas y logró un porcentaje de aprobación del cien por ciento. En total, fueron 46 los proyectos aprobados por CONICYT para esta segunda etapa del VIU.

El director del Instituto 3IE, Werner Kristjanpoller se refirió al positivo resultado de estas postulaciones, señalando que “este éxito se obtiene del buen trabajo de los memoristas y del trabajo de todo el equipo del Instituto 3IE que logran generar buenos prospectos”. También celebró el espíritu del programa VIU y comentó que “hay quienes dicen que la innovación es igual a investigación y comercialización. Es un muy buen programa”, sentenció.

Los nuevos emprendedores comienzan la segunda etapa del programa.  En esta fase, los emprendedores deberán ejecutar un plan de trabajo durante un año. Para esto, disponen de veinticuatro millones de pesos. “Hay que generar prototipos, alianzas y buscar la viabilidad de los proyectos. Viene un trabajo fuerte del Instituto 3IE y los alumnos memoristas, que ahora empiezan a ser emprendedores” señaló el director Kristjanpoller, quien advierte que “ahora viene la parte más crucial”.

De estudiantes a emprendedores: los proyectos aprobados.

Los cinco proyectos aceptados pertenecen a distintos rubros. El que postuló Nikolaj Gregorcic, Ingeniero en biotecnología, se trata de una propuesta para reducir los gases de combustión de los automóviles a través de un nanocomponente fotocatalítico que se utilizará como revestimiento de las calles. El emprendedor, que está estudiando su segunda carrera en la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM), señaló que el VIU “abre una posibilidad de dar soluciones a los problemas de la sociedad, en mi caso, al problema medioambiental de las ciudades congestionadas vehicularmente, como Santiago”.

Francisca Martínez, ingeniera en diseño de productos de la UTFSM, es jefa de otro de los proyectos seleccionados por CONICYT. En el busca optimizar los espacios de las viviendas “mediante técnicas de diseño y pegado, a través de muebles  dinámicos y multifuncionales”, señaló la nueva emprendedora, que además comentó la importante que es la perseverancia en el emprendimiento. “Muchas veces estuve a punto de tirar todo por la ventana, fueron un par de noches pensando y escribiendo la postulación, un stress continuo. Pero siempre me sentí muy apoyada por el 3IE”, señaló Francisca, quien ya sabe de qué manera avanzará en el desarrollo de su proyecto. “Con este fondo podré investigar nuevos sistemas de pegado, saber cómo optimizar la fabricación de los muebles, como poder certificarlos, generar informes de resistencia y durabilidad además de promocionar y comercializarlos”, comentó la jefa del proyecto aprobado.

Los otros tres proyectos mantienen la tónica de los anteriores, ganas de generar un cambio a través de la innovación. Se tratan de un navegador visual interactivo de enormes cantidades de texto, propuesto por Pablo Ortega; un quemador industrial de medios porosos inertes, de Rodrigo Fuentes; y un biorremediador a base de hongos para la recuperación de suelos degradados, proyecto que fue postulado por Cristian Stuardo.

Durante el año que viene, los cinco jefes de proyectos demostrarán como las ganas y las buenas ideas son pilares fundamentales para lograr emprender. En palabras del director del Instituto 3IE, Werner Kristjanpoller, “una buena idea y una buena investigación llevan a un buen negocio,  a generar empleos y a satisfacer a la comunidad”.

El Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico, Fondef, fue creado en 1991. Su propósito es contribuir al aumento de la competitividad de la economía nacional y al mejoramiento de la calidad de vida de los chilenos, promoviendo la vinculación entre instituciones de investigación, universidades, empresas y otras entidades en la realización de proyectos de investigación aplicada y de desarrollo tecnológico de interés para el sector productivo u orientados al interés público.

Noticias recientes

Ver todas las Noticias