Septiembre 04 , 2015

Jorge Luis Cortés, fundador de la empresa dedicada a la medición de sondajes en la minería, nos comenta cómo el ser parte del Programa de Aceleración del 3IE, lo ayuda en la implementación de una estrategia de innovación tecnológica en su compañía.

fotografía North TracerEl año 2010 el país quedó consternado tras el derrumbe de la mina “San José” que dejó a 33 mineros atrapados a 622 metros bajo tierra. Afortunadamente los trabajadores fueron rescatados y la historia no alcanzó a transformarse en una tragedia, sin embargo este accidente puso en evidencia las falencias en la industria minera.

Estas carencias apuntaban principalmente al uso de tecnologías obsoletas. Como ejemplo de ello, cuando se tomó la decisión de rescatar a los mineros, se presentó un problema que tuvo relación con la ubicación exacta que tenían los trabajadores atrapados bajo tierra. Esta tarea no resultó fácil, ya que no calzaban los planos y la topografía subterránea con la ubicación real del refugio, porque la tecnología utilizada para la medición de sondajes carecía de precisión.

Fue debido a esta dificultad que el ingeniero en administración de empresas, programador de aplicaciones y analista de sistemas, Jorge Luis Cortés, vio una oportunidad y decidió crear en el año 2011 North Tracer Ltda., una empresa dedicada exclusivamente a la medición de la trayectoria de sondajes con tecnología de punta a nivel mundial y un grupo de profesionales entre los encuentran: ingenieros, científicos, mecatrónicos y topógrafos, entre otros.

Estos profesionales en su conjunto, asumieron los vaivenes de la industria minera llevándolos a adoptar una estrategia de innovación en la empresa, cuyo eje principal fue adaptar cada una de sus capacidades, para resolver los problemas que afectan a la productividad y eficiencia operacional en la industria. Es gracias a esto, que lograron adjudicarse uno de los desafíos presentados por el Programa de Proveedores de Clase Mundial.

Bajo este marco, la empresa comenzó su trabajo de Aceleración bajo el alero del Instituto Internacional para la Innovación Empresarial, 3IE, de la Universidad Técnica Federico Santa María, el cual, según menciona Jorge Luis Cortés, ha apoyado a la empresa en cada paso que han dado desde que empezó su ruta por convertirse en una empresa de clase mundial.

¿Por qué se integraron al Instituto 3IE?

El Programa de Proveedores de Clase Mundial nos exigió estar al alero de una aceleradora de negocios en la época en que comenzamos a visitar las maestranzas mineras para contarles a los trabajadores sobre nuestros servicios. Este escenario fue bien tenso, porque ellos no nos entendían, ya que llevaban más de dos décadas trabajando con la misma tecnología y no estaban abiertos a conocer otra. Nos vimos bien complicados y necesitábamos apoyo. A raíz de esto, el Programa nos vinculó con el Instituto 3IE.

Una vez que se unieron al Programa de Aceleración ¿cuál fue la relación que establecieron con el Instituto 3IE de la USM?

Cuando nos pidieron que formáramos parte de la incubadora de negocios, no entendíamos muy bien cómo nos iba a ayudar, pero nos comunicamos con el Instituto y nos preguntaron cómo podemos ayudarlos. Desde ese momento comenzamos a trabajar, temerosos al principio, pero proponiéndonos desafíos mutuamente. Al poco tiempo nos dimos cuenta de la gran utilidad que tiene el Instituto, sobre todo porque pertenecen a la Universidad Técnica Federico Santa María, respaldo que nos ha permitido entrar a varias maestranzas y cerrar varios negocios. Esto porque en las industrias siempre hay un sansano dentro de la línea de trabajo, que sabe cómo trabaja su universidad. Es por ello que actualmente la carta de presentación de North Tracer es la Incubadora 3IE de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Entonces, para usted ¿el Instituto 3IE abre las puertas?

Sin lugar a dudas, es una marca que está consolidada, que da confianza y que otorga un aporte y una red de contactos importante a tu negocio. Cuando tenemos preguntas, el equipo 3IE de inmediato sale a buscar respuestas para solucionar nuestras inquietudes. Hay una orientación constante al desarrollo tecnológico y estrategia comercial.

¿Qué espera del Instituto 3IE para el futuro?

Más que esperar algo, quiero que mi relación con la incubadora y con la universidad continúe, ya que el apoyo que ellos me brindan para optimizar mis productos, dar buenas soluciones y seguir en el mercado, es esencial.

Actualmente North Tracer con el apoyo del Instituto 3IE, se encuentra desarrollando nuevas tecnologías para la generación de hidrógeno a bajo costo, creando los lazos que permitan reducir el riesgo tecnológico y aumentando las redes de apoyo para el desarrollo y validación de nuevos productos.

Noticias recientes

Ver todas las Noticias