Enero 06 , 2015

Un guante que devuelve la sensibilidad a personas con discapacidad en brazos y manos y un dosímetro portable que mide la exposición de los trabajadores al material particulado, ruido y radiación UV son algunos de los aparatos.

Vida_Ciencia_y_Tec@V_G9Q2JFUR0_1_27504111_3La llamada tecnología "ponible" -relojes, pulseras, brazaletes o vestimenta que tienen la capacidad, por ejemplo, de medir los pasos, el pulso o las calorías quemadas, entre otros parámetros biológicos- despegará este 2015, según Forrester Research, empresa global de investigación de mercado especializada en tecnología.

En su último informe, la firma predijo que este año se triplicará el número de personas que utilizarán algún tipo de dispositivo "ponible". Actualmente, el 45% y 32% de los consumidores en EE.UU. y la Unión Europea, respectivamente, ya usan esta tecnología.

Aprovechando esta tendencia, estudiantes y emprendedores chilenos están diseñando y desarrollando dispositivos inteligentes para distintos perfiles de usuarios.

En el taller "Wearables Studio" del máster de Diseño de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), tres estudiantes diseñaron un guante "inteligente" para personas con discapacidad en manos o brazos. "La idea es devolverles la sensibilidad para que se sientan más cómodos y se eviten algunos accidentes", dice Camila Reyes (23), estudiante del curso e integrante del equipo.

"Brakii", como bautizaron el guante, se utiliza en el brazo o en la prótesis y funciona con sensores de temperatura, presión y color. El proyecto fue finalista entre 400 emprendimientos inscritos del concurso Innovatón, de la organización de emprendimiento Socialab.

Otro proyecto destacado del curso de la UAI, dirigido por la profesora Carolina Pino, es "Heartbeat Collection". Un equipo de estudiantes unió moda y tecnología para crear seis modelos de vestidos decorados con triángulos equiláteros que se encienden, gracias a luces LED, al ritmo del corazón.

"Funcionan a través de una tecnología muy nueva llamada BITalino, que posee sensores de electrocardiograma capaces de registrar la actividad eléctrica del corazón", dice Roberto Iglesias. Su equipo fue invitado a exponer el proyecto en la escuela de arte y diseño Dunedin Fine Arts Center en Florida, EE.UU.

En la Universidad del Desarrollo, estudiantes de la carrera de Diseño de Ambientes y Objetos concursaron con nuevos diseños para la pulsera inteligente de Sony, la Smartband SWR10. La alumna Carolina Gajardo fue una de las finalistas con su pulsera "Dots", ideada para que los niños con discapacidades puedan ir marcando los progresos que logren en su recuperación.

La banda está hecha con tecnología 3D y además de contener el dispositivo electrónico, tiene una serie de agujeros para que el doctor inserte tubos de colores a medida que el niño progresa.

Otro proyecto, creado por los emprendedores Francisco Brahm y Hugo Figueroa, es un dosímetro portable dirigido a trabajadores expuestos a material particulado, como los mineros. "Se puede enganchar en la solapa o poner en el bolsillo y puede medir distintas variables, según lo que pida el cliente: material particulado, ruido, radiación UV, otros tóxicos, oxígeno, humedad y temperatura", dice Brahm, emprendedor del Instituto 3IE de la Universidad Federico Santa María.

El dispositivo se puede conectar a una plataforma en el PC que genera alertas locales en tiempo real y análisis históricos de la exposición al material particulado.

Fuente: El Mercurio

 

Noticias recientes

Ver todas las Noticias